OACNUDH

OACNUDH expresa preocupación por la situación de las comunidades afectadas por la minería en La Unión, Copán, e insta al Estado a tomar las medidas para garantizar sus derechos a un medio ambiente sano, a la salud y la educación

Tegucigalpa, 7 de marzo de 2022 – La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH) expresa preocupación por la situación de las comunidades afectadas por la minería en La Unión, Copán, e insta al Estado a tomar las medidas para garantizar sus derechos a un medio ambiente sano, a la salud y la educación.

La Representante de OACNUDH en Honduras, Isabel Albaladejo Escribano, y su equipo realizaron una misión a La Unión en seguimiento a las denuncias por impacto medioambiental y social debido a la explotación minera en la zona. Durante la misión, la Oficina pudo observar que dicha explotación ha generado conflictividad y ruptura del tejido social, desplazamiento de comunidades, criminalización de defensores y defensoras del territorio, limitación al libre tránsito de las comunidades por la carretera controlada por la empresa, y un proceso de exhumación de cadáveres en el cementerio de Azacualpa en incumplimiento de estándares internacionales y de las resoluciones del Juzgado de Letras de lo Contencioso Administrativo de San Pedro Sula, la Sala de lo Constitucional y la Corte de Apelaciones de Santa Rosa de Copán, que desde el 2018 han ordenado la paralización de las actividades de exhumación.

“Es preocupante la situación de temor y riesgo expresada por personas de comunidades vecinas a la explotación, quienes se oponen pacíficamente a las exhumaciones en el cementerio de Azacualpa y a los efectos de la explotación minera a cielo abierto que podría haber incluido la desaparición de 14 fuentes de agua y contaminación del Río Lara por descargas de desechos de la actividad minera”, expresó la Representante.

“Lamento la situación de familias en Azacualpa que viven con el temor a que los planes mineros terminen causando su desplazamiento como ha sucedido con otras comunidades, a que las explosiones mineras sigan deteriorando sus viviendas, así como a posibles represalias y criminalización por su labor de defensa del medio ambiente. Expreso mi total solidaridad con las familias que, aunado a lo anterior, viven con la incertidumbre de no saber dónde están los restos de sus seres queridos cuyos cuerpos han sido exhumados del cementerio, lo que les impide realizar el duelo de acuerdo a sus creencias. Más allá de garantizar únicamente una concesión minera o una licencia ambiental, es urgente que se atiendan sus demandas y se garanticen sus derechos”, añadió la Representante.

OACNUDH insta al Estado a garantizar los derechos a la salud, educación y medio ambiente saludable de las comunidades afectadas por el impacto de la explotación minera, asegurar su libre tránsito por una vía pública y brindar la debida protección de las organizaciones y representantes legales que las acompañan. Finalmente, la Oficina reitera que Honduras tiene la oportunidad de emprender un modelo de desarrollo económico equitativo, inclusivo y sostenible que reduzca la pobreza y contribuya a la mejora de condiciones de vida de todas las personas en las comunidades del municipio de La Unión.

FIN

Para más información y solicitudes de prensa, contacte a Alejandra Amaya, cel.: +504 9436 0183 /  alejandra.amayaescoto1@un.org

OACNUDH Honduras: www.oacnudh.hn

Síganos en las redes sociales:

Facebook: OACNUDHHN

Twitter: @OACNUDHHN

Instagram: @OACNUDHHN

YouTube: OACNUDHHN

error: Content is protected !!