OACNUDH en Honduras

Pronunciamiento

Publicada en

Tegucigalpa, 27 de febrero de 2020 – La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Honduras informa que la Sra. María Soledad Pazo, quien ha ejercido la función de representante y jefa de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras durante los últimos años, concluirá sus funciones el 29 de febrero de 2020.

El cambio de representante en la Oficina de Honduras se enmarca en la rotación ordinaria y periódica de todos y cada uno de los representantes en todas las oficinas y presencias que el Alto Comisionado tiene alrededor del mundo.

La señora Pazo asumirá en las próximas semanas nuevas funciones en la sede del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en Ginebra.

La Oficina del Alto Comisionado reitera su voluntad y compromiso de seguir trabajando estrechamente con las autoridades, la sociedad civil y las víctimas para fortalecer el respeto de los derechos humanos en el país.

Pronunciamiento

Pronunciamiento de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras sobre los acontecimientos en el marco del desalojo de la UNAH el día 8 de septiembre de 2017

Publicada en

Pronunciamiento de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras sobre los acontecimientos en el marco del desalojo de la UNAH el día 8 de septiembre de 2017

Descargar

TEGUCIGALPA, 9 de septiembre de 2017– En seguimiento a los hechos acontecidos en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras el 8 de septiembre durante el desalojo de las instalaciones del campus de Tegucigalpa por parte de agentes de la Policía Nacional Preventiva, Tigres, DPI y Cobras, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Honduras desea compartir las siguientes consideraciones:

En el marco de su mandato de observación, desde las primeras horas de la mañana la Oficina ha dado seguimiento a los hechos, incluyendo con la presencia de Oficiales de Derechos Humanos hasta los portones cerrados por la Policía Nacional de los diferentes accesos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, el Core Siete y las instalaciones de la Dirección Policial de Investigación en la Colonia Kennedy. En el transcurso del día, la Oficina mantuvo comunicación con el Vice Ministerio de Derechos Humanos, el Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH) y los jueces ejecutores de los habeas corpus que fueron presentados a favor de las personas defensoras de derechos humanos y estudiantes detenidos. La Oficina también ha buscado la comunicación con la Secretaría de Seguridad y Policía Nacional, con muy limitada respuesta. Al respecto, la Oficina destaca la importancia de establecer canales eficaces de comunicación con las autoridades correspondientes, que permitan una respuesta adecuada en situaciones de crisis, a la luz de los estándares internacionales de derechos humanos.

La Oficina, a través de diversas fuentes, incluyendo medios audiovisuales y entrevistas con las víctimas y testigos, ha podido identificar situaciones puntuales de uso excesivo de la fuerza, y el efecto que el mismo generó sobre la salud e integridad de los afectados. La Oficina observa con preocupación el uso de armas consideradas menos letales por la policía, en particular un tipo de gas urticante, en irrespeto de los principios de fin legítimo, proporcionalidad y la necesidad de su uso. En este contexto, la Oficina exhorta a las autoridades a conducir investigaciones prontas, imparciales, serias y eficaces que resulten en el esclarecimiento de los hechos y la deducción de las responsabilidades que legalmente correspondan del referido incumplimiento de normativas y protocolos.

En ese sentido, la Oficina considera que el proyecto de ley sobre control de armas, actualmente en el Congreso Nacional, representa una oportunidad idónea para la regulación de los protocolos y condiciones de uso de este tipo de armas por parte de los fuerzas de seguridad.

La Oficina expresa su preocupación por el inicio de causas penales contra personas defensoras de derechos humanos presentes en el desalojo por delitos que incluirían atentado contra la seguridad del Estado.

Finalmente, la Oficina desea reconocer el papel del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) como garantía institucional del Estado de Derecho y el rol desempeñado durante el conflicto universitario en promover el diálogo como una solución negociada al conflicto y prevenir la escalada de la crisis. La Oficina destaca la importancia de la labor de las personas defensoras de derechos humanos y su contribución al espacio democrático y fortalecimiento del Estado Constitucional de Derecho.

Pronunciamiento

Acciones que generan más conflicto en Pajuiles deben suspenderse inmediatamente para dar paso al diálogo y reducir tensiones entre comunidades

Publicada en

Acciones que generan más conflicto en Pajuiles deben suspenderse inmediatamente para dar paso al diálogo y reducir tensiones entre comunidades

TEGUCIGALPA, 15 de agosto de 2017 – En seguimiento a nuestro pronunciamiento emitido el pasado 10 de agosto, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Honduras se mantiene preocupada ante la persistencia de acciones que podrían estar generando más conflicto, en detrimento de espacios para el diálogo entre las comunidades que se manifiestan tanto a favor como en contra del proyecto de la empresa Hidroeléctrica Centrales El Progreso, S.A. de C.V. (HIDROCEP) en Tela, Atlántida.

El día de hoy, la Oficina fue alertada de una nueva confrontación originada por la presencia de maquinaria de la empresa HIDROCEP desde tempranas horas, además de un operativo policial en la zona. En el operativo, se habrían usado indiscriminadamente gases lacrimógenos y habrían resultado detenidos un menor de edad y cinco personas, incluyendo la líder comunitaria Albertina López quien se encuentra en estado de embarazo avanzado.

La Oficina está particularmente preocupada por la salud y la situación jurídica de Albertina López, así como la situación jurídica del menor que habría sido detenido en la posta policial de Tela. Además, también preocupan seriamente los reclamos de los pobladores que han denunciado el uso de la fuerza y de gases lacrimógenos en un poblado pequeño en donde estas acciones tendrían consecuencias negativas sobre todos los pobladores por igual, se estén o no manifestando en contra del proyecto hidroeléctrico.

Reiteramos nuestro llamado al diálogo. El uso indiscriminado y desproporcionado de la fuerza, así como del derecho penal, no disminuirá la tensión ni mucho menos es la herramienta idónea para resolver este conflicto. Es urgente que se resuelvan las cuestiones de fondo que generaron la conflictividad, se concluyan las investigaciones vinculadas a las denuncias presentadas en el marco de esta concesión hidroeléctrica y se determinen eventuales responsabilidades, así como que se investiguen independiente y prontamente los incidentes de violencia y uso de la fuerza suscitados esta mañana para sancionar a quienes hubieran cometido actos ilegales.

OACNUDH Honduras mantiene su compromiso con las partes para buscar una solución dialogada, consensuada y participativa en el marco del respeto a los derechos humanos de todos los pobladores en esta zona. OACNUDH Honduras confía en que todos los actores involucrados puedan comprometerse a darle un espacio al diálogo y a la búsqueda constructiva de soluciones.

Pronunciamiento

En alerta ante la situación de violencia en Pajuiles, OACNUDH Honduras llama al diálogo y al respeto para restaurar la convivencia pacífica

Publicada en

En alerta ante la situación de violencia en Pajuiles, OACNUDH Honduras llama al diálogo y al respeto para restaurar la convivencia pacífica

Descargar

TEGUCIGALPA, 10 de agosto de 2017 – El pasado viernes 4 de agosto, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Honduras recibió información sobre la profundización del conflicto entre las comunidades en Tela, Atlántida, que se manifiestan tanto a favor como en contra de la Central Hidroeléctrica Los Planes de la empresa Hidroeléctrica Centrales El Progreso, S.A. de C.V. (HIDROCEP).

Nuestra Oficina ha venido dando seguimiento al conflicto desde el 02 de mayo del presente año, cuando tuvo la oportunidad de visitar la zona para observar y verificar una denuncia por presuntos daños ambientales y violación al derecho al agua, así como la supuesta ausencia e inacción de las instituciones a las que habían acudido para la solución del conflicto. En dicha visita, la Oficina se entrevistó con los pobladores de las comunidades del sector de Pajuiles; el titular de la empresa HIDROCEP, Jason Hawit; el Alcalde de Tela, Mario Fuentes; el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ); la Fiscal Regional en el Litoral Atlántico, Marlen Martínez; autoridades de FUSINA y de la Policía Nacional.

En seguimiento a esta primera misión, la Oficina también participó en una reunión convocada por la Fiscalía en las Oficinas de la Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas (Mi-Ambiente), en donde se acordó una visita el viernes 02 de junio de 2017 para comprobar los daños ambientales, así como el cumplimiento de la licencia ambiental otorgada a HIDROCEP. En esta ocasión, participó Mi-Ambiente, la Fiscalía Regional del Litoral Atlántico, la Fiscalía Especial del Medio Ambiente, el Instituto de Conservación Forestal, la Procuraduría General de la República, así como representantes de las comunidades y de HIDROCEP, en donde OACNUDH Honduras participó como observador.

Esta mañana, OACNUDH fue informada sobre un desalojo del campamento en Pajuiles, efectuado por la Policía Nacional a instancias de una orden judicial y requerimientos fiscales varios, en donde resultaron detenidas por lo menos cuatro personas, sin poder corroborar hasta este momento su situación procesal. OACNUDH ha venido recibiendo información acerca de un número indeterminado de requerimientos fiscales contra otros miembros de las comunidades que protestan contra la hidroeléctrica. Hasta el momento, se desconocen las acusaciones penales específicas.

La Oficina lamenta que la problemática persista y que las comunidades hayan tenido que llegar a este nivel de confrontación, en donde inclusive han resultado personas agredidas, incluyendo Martín Fernández, defensor de derechos humanos y Coordinador del MADJ, además de Oscar Martínez, miembro de la comunidad.

Lamentamos la demora en la resolución de la cuestión de fondo y de las diversas denuncias que se han presentado por parte de todas las comunidades. Vale la pena recordar que el origen de este conflicto está en el otorgamiento de la licencia a HIDROCEP y la estimación del impacto que sus actividades hubieran podido tener sobre los derechos de las comunidades. Por lo cual, el desalojo de hoy – si bien ordenado por la autoridad judicial – es una medida que no resuelve la situación de fondo, ya que no responde a los interrogantes de las comunidades ni conlleva a la aclaración de los hechos.

Condenamos tanto la violencia como las agresiones entre las comunidades que se han venido suscitando a lo largo del conflicto y que tuvieron una grave expresión el pasado viernes. Esperamos una investigación oportuna de estos sucesos, una investigación exhaustiva e imparcial de todos los hechos vinculados a esta concesión, así como la atención de todas las denuncias recibidas.

Llamamos a las comunidades a la calma y al diálogo para restaurar la convivencia pacífica. En este sentido, instamos a la autoridades locales y nacionales a promover y facilitar la comunicación y el dialogo entre las partes de manera urgente para prevenir más enfrentamientos. Es necesario trazar una hoja de ruta que permita una salida consensuada, con la participación de las comunidades y actores relevantes, en el marco de investigaciones exhaustivas que establezcan las responsabilidades pertinentes, los requerimientos de la ley y del respeto a los derechos humanos.

OACNUDH Honduras aprovecha para enfatizar la importancia de asegurar que los proyectos de desarrollo económico se den en el marco de concesiones otorgadas legalmente, en cumplimiento con la legislación nacional y los estándares internacionales de los que el Estado de Honduras es signatario, la consulta con las poblaciones afectadas, así como la observación de los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos. En ese sentido, la Oficina reitera su disponibilidad para observar y acompañar el diálogo en el marco del cumplimiento de nuestro mandato en Honduras.

 

Pronunciamiento

Oficina del Alto Comisionado llama al diálogo pacífico entre estudiantes y autoridades universitarias para proteger la integridad física de las personas en Ciudad Universitaria

Publicada en

Oficina del Alto Comisionado llama al diálogo pacífico entre estudiantes y autoridades universitarias para proteger la integridad física de las personas en Ciudad Universitaria

Descargas

TEGUCIGALPA, 18 de julio de 2017 – En vista de los hechos de violencia ocurridos el día de ayer en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras entre estudiantes universitarios y miembros de una compañía de seguridad privada, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Honduras manifiesta su preocupación por el escalamiento en las confrontaciones que desembocó en agresiones físicas y verbales.

OACNUDH Honduras insta a los estudiantes y a las autoridades universitarias, una vez más, a reunirse y trabajar para resolver los conflictos. El diálogo es necesario para proteger las libertades fundamentales y promover el entendimiento y la paz. Los derechos humanos deben ser respetados y los actos que incitan a la violencia se deben evitar. Los hechos ocurridos el día de ayer deberían de marcar el final del escalamiento de esta problemática y la apertura a nueva etapa en la búsqueda de las soluciones duraderas.

El diálogo abierto, inclusivo y constructivo es la única opción viable y segura para evitar que las fricciones sigan escalando, conllevando a más lesiones físicas y psicológicas y poniendo en peligro la vida de las personas dentro de Ciudad Universitaria, sean o no parte del conflicto.

Reiterando el compromiso expresado junto al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) el pasado 13 de junio, OACNUDH Honduras se pone a disposición de las partes con el fin de buscar una solución duradera a la problemática desde una perspectiva de respeto a los derechos humanos.

Asimismo, OACNUDH Honduras insta a las autoridades correspondientes a realizar las investigaciones pertinentes tendientes a identificar los responsables de los hechos violentos, sancionarles de acuerdo la ley y atender a las víctimas.