OACNUDH en Honduras

OACNUDH condena la desaparición forzada de Alberth Sneider Centeno, Presidente del Patronato de la comunidad Garífuna de El Triunfo de la Cruz, y de tres personas más pertenecientes a la comunidad.

Publicada en

OACNUDH condena la desaparición forzada de Alberth Sneider Centeno, Presidente del Patronato de la comunidad Garífuna de El Triunfo de la Cruz, y de tres personas más pertenecientes a la comunidad.

TEGUCIGALPA (19 de julio de 2020) – La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH) condena la desaparición forzada del defensor de los derechos del pueblo Garífuna Alberth Sneider Centeno, Presidente del Patronato de la comunidad del Triunfo de la Cruz y miembro activo de la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH) y de tres personas más pertenecientes a la comunidad Triunfo de la Cruz.

De acuerdo con denuncia que hizo la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH) a OACNUDH y el comunicado del patronato de la comunidad de El Triunfo de la Cruz, el sábado 18 de julio un grupo de hombres fuertemente armados que portaban uniformes con las siglas de la Dirección Policial de Investigación (DPI), irrumpieron en la casa de habitación de Sneider Centeno a quien se llevaron con rumbo desconocido. A continuación, el grupo armado procedió a aprehender ilegalmente a otras tres personas que se encontraban en distintos lugares dentro de la comunidad. Se desconoce el paradero de todas las personas.

Sneider Centeno desempeñó un liderazgo activo durante el proceso y posterior implementación de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos del año 2015 a favor de la comunidad Garífuna Triunfo de la Cruz. En dicha sentencia, la Corte ordenó al Estado de Honduras proceder a demarcar las tierras sobre las cuales ha sido otorgada la propiedad colectiva a la comunidad en dominio pleno y en garantía de ocupación. A la fecha, la implementación de dicha sentencia por parte del Estado de Honduras continúa presentando retos y desafíos.

OACNUDH ha sido informada que los hechos están siendo investigados por la Dirección Policial de Investigación y la fiscalía de la ciudad de Tela. OACNUDH considera importante que las autoridades incluyan dentro de sus líneas de investigación la labor de defensores de derechos humanos que las cuatro personas desempeñan en su comunidad.

OACNUDH hace un llamado al Estado de Honduras a que proceda a la pronta ubicación y liberación de las cuatro personas y que las investigaciones iniciadas avancen de manera pronta, independiente e imparcial permitiendo el esclarecimiento inequívoco de los hechos y se proceda a la efectiva persecución y sanción de los autores. OACNUDH insta al Estado a que en la investigación participe de forma activa la unidad especializada de la Agencia Técnica de Investigación Criminal, la Fiscalía Especial para la Protección de Defensores de Derechos Humanos y la Fiscalía Especial de Etnías y Patrimonio Cultural.

OACNUDH ha dado seguimiento a la situación de los derechos del pueblo garífuna y observa con preocupación diferentes casos de agresiones y muertes violentas de miembros de la comunidad garífuna, siendo el último el caso del señor Antonio Bernárdez líder de la comunidad de Punta Piedra, quién fue encontrado sin vida el pasado 21 de junio tras seis días desaparecido. De septiembre de 2019 a la fecha OACNUDH ha registrado cinco muertes violentas de miembros del pueblo garífuna. Por ello, OACNUDH insta al Estado a adoptar las medidas necesarias para el respeto, protección y garantía de los derechos humanos del pueblo garífuna y de manera especial, de las comunidades Triunfo de la Cruz y Punta Piedra.

OACNUDH transmite su solidaridad a las familias de las cuatro personas desaparecidas, así como también a la Comunidad garífuna Triunfo de la Cruz y a la Organización Fraternal Negra de Honduras.

FIN

oacnudh en el mundo

Las nuevas tecnologías digitales afianzan la desigualdad racial, advierte experta de la ONU

Publicada en

Las nuevas tecnologías digitales afianzan la desigualdad racial, advierte experta de la ONU

GINEBRA (15 de julio de 2020) – Las nuevas tecnologías digitales impulsadas por grandes datos e inteligencia artificial están afianzando la desigualdad racial, la discriminación y la intolerancia, dijo hoy una experta en derechos humanos de las Naciones Unidas, pidiendo justicia y reparaciones para las personas y comunidades afectadas.

Incluso cuando los desarrolladores y usuarios de tecnología no tienen la intención de que ésta discrimine, a menudo lo hace de todas formas, dijo Tendayi Achiume, Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre el racismo, al presentar un informe sobre las tecnologías digitales emergentes y la discriminación racial ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

«La tecnología no es neutral u objetiva», dijo al Consejo. «Está fundamentalmente conformada por las desigualdades raciales, étnicas, de género y de otro tipo que prevalecen en la sociedad, y típicamente empeora estas desigualdades. Da lugar a la discriminación y al trato desigual en todos los ámbitos de la vida, desde la educación y el empleo hasta la atención médica y la justicia penal».

El problema no es simplemente el racismo, la xenofobia y la intolerancia extremas, dijo la experta independiente. «Va más allá de eso. Corporaciones como Facebook tienen modelos económicos y de negocios que significan que se benefician activamente de la desinformación, la discriminación y la intolerancia». Además, dijo, muchos gobiernos han adoptado algoritmos «que discriminan estructuralmente a los grupos marginados».

Achiume pidió un mayor escrutinio del diseño de la tecnología digital, reparaciones para los afectados por el racismo arraigado y la posible prohibición de algunas tecnologías.

«Las muertes de George Floyd y de otros muchos han provocado un levantamiento transnacional contra el racismo sistémico en la aplicación de la ley», dijo. «Parte de la respuesta de los derechos humanos debe incluir un mayor escrutinio de la forma en que el diseño y el uso de las tecnologías digitales está afianzando aún más este racismo sistémico».

Observando que la pandemia de COVID-19 ha golpeado más duramente a las minorías raciales y étnicas, también advirtió que la tecnología que se está utilizando para combatir la propagación de la enfermedad «es del mismo tipo que se ha utilizado para excluir a estas comunidades del pleno disfrute de sus derechos humanos en el pasado».

«Las obligaciones de los Estados de prevenir y eliminar la discriminación racial en el diseño y la utilización de estas tecnologías requieren que se incluya a las minorías raciales y étnicas en el proceso de adopción de decisiones de la industria de manera no simbólica. Sus obligaciones también les exigen que ordenen evaluaciones sobre las repercusiones en los derechos humanos que incluyan el énfasis en la igualdad y la no discriminación. Los Estados también deben proporcionar toda la gama de recursos efectivos para aquellos contra quienes las tecnologías digitales emergentes han discriminado racialmente. Ello incluye la rendición de cuentas por la discriminación racial y la reparación a las personas y comunidades afectadas. Como demuestran las recientes medidas para prohibir las tecnologías de reconocimiento facial en algunas partes del mundo, en algunos casos el efecto discriminatorio de las tecnologías digitales exigirá su prohibición absoluta».

Su informe incluye recomendaciones concretas para aplicar las protecciones de los derechos humanos contra la discriminación racial en el diseño y la utilización de las tecnologías digitales.

FIN

La Sra. Tendayi Achiume (Zambia) fue nombrada por el Consejo de Derechos Humanos como Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia en septiembre de 2017. La Relatora Especial Achiume es profesora de derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA). También es investigadora asociada del Centro Africano para la Migración y la Sociedad de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica.

Los Relatores Especiales forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Constituyendo el mayor órgano de expertos independientes del sistema de derechos humanos de las Naciones Unidas, los Procedimientos Especiales son el nombre general de los mecanismos independientes de determinación de hechos y vigilancia del Consejo que se ocupan de situaciones de países concretos o de cuestiones temáticas en todas las partes del mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y prestan servicios a título individual.

Para más información y consultas de prensa, por favor contacte con

En Ginebra: Sra. Kellie-Shandra Ognimba (kognimba@ohchr.org /+41 22 917 9645), o la Sra. Minkyong Kim (mkim@ohchr.org / +41 22 917 8876); o escribir a racism@ohchr.org

Para consultas de los medios de comunicación sobre otros expertos independientes de la ONU, por favor contacte con Renato de Souza (+41 22 928 9855 / rrosariodesouza@ohchr.org) y John Newland (mediaconsultan@ohchr.org)

Siga las noticias relacionadas con los expertos independientes en derechos humanos de la ONU en Twitter @UN_SPExperts.

oacnudh en el mundo

Se necesitan medidas urgentes para poner fin a la pandemia de violencia de género, dicen expertas en derechos de la mujer

Publicada en

Se necesitan medidas urgentes para poner fin a la pandemia de violencia de género, dicen expertas en derechos de la mujer

GINEBRA (14 de julio de 2020) – La pandemia de COVID-19 ha desencadenado una pandemia de violencia de género y de discriminación contra la mujer que requiere una acción urgente, dicen las expertas de la ONU y de sistemas regionales sobre la violencia contra la mujer y los derechos de la mujer.

A medida que los países imponían cierres para luchar contra la pandemia de salud, el mundo presenció “aumentos dramáticos en los casos de violencia doméstica, incluida la violencia por parte de parejas íntimas, la violencia sexual y el femicidio”, dijeron hoy las siete expertas* en una declaración conjunta. “Se deben tomar medidas urgentes para combatir esta pandemia dentro de una pandemia”.

“La respuesta mundial a la pandemia de COVID-19 ha puesto de relieve las deficiencias existentes y una discriminación de género profundamente arraigada”, dijeron. “La disminución de las intervenciones policiales y el cierre de los tribunales, los refugios y los servicios esenciales para las víctimas han envalentonado a los perpetradores y agravado los riesgos que enfrentan las mujeres y las niñas”.

También dijeron que las restricciones a la prestación de servicios de salud y salud reproductiva, el aumento de las responsabilidades domésticas y de atención no remunerada, y la carga de atender a las necesidades básicas de la vida familiar estaban aumentando el impacto negativo en el bienestar físico y mental de las mujeres en todo el mundo.

“El cierre de las escuelas plantea un problema adicional, ya que millones de niñas se quedan en casa, lo que aumenta el riesgo de explotación sexual, embarazos precoces, violaciones, matrimonios precoces, matrimonios forzados y mutilación genital femenina”, dijeron. 

“Mientras el mundo lucha por contener la pandemia de COVID-19, pedimos a todos los Estados que aprovechen la oportunidad de ‘reconstruir mejor’ reforzando y ampliando los esfuerzos que ya han realizado para promover y proteger los derechos de la mujer en todas las esferas de la vida”, dijeron las expertas.

FIN

* Dubravka Šimonovic, Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias; Hilary Gbedemah Presidenta del Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer; Elizabeth Broderick, Presidenta del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la cuestión de la discriminación contra la mujer en la legislación y en la práctica; Marceline Naudi, Presidenta del Grupo de Expertos sobre la acción contra la violencia contra la mujer y la violencia doméstica del Consejo de Europa (GREVIO); Margarette May Macaulay, Relatora para los Derechos de la Mujer de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; Lucy Asuagbor, Relatora Especial sobre los Derechos de la Mujer en África; y Tatiana Rein Venegas, Presidenta del Comité de Expertos del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará.

Los Relatores Especiales forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes del sistema de derechos humanos de las Naciones Unidas, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y vigilancia del Consejo que se ocupan de situaciones de países concretos o de cuestiones temáticas en todas las partes del mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y prestan servicios a título individual.

Para obtener más información y preguntas de los medios de comunicación, póngase en contacto con el mandato de la Relatora Especial de la ONU sobre la violencia contra la mujer: Orlagh McCann (+41 22 917 7900/ omccann@ohchr.org ) o Renata Preturlan (+41 22 928 92 54 / rpreturlan@ohchr.org ), o escriba a vaw@ohchr.org 

Para consultas de los medios de comunicación sobre otros expertos independientes de la ONU, por favor contacte con Renato de Souza (+41 22 928 98 55 / rrosariodesouza@ohchr.org) y John Newland (mediaconsultant2@ohchr.org)

Siga las noticias relacionadas con los expertos independientes en derechos humanos de la ONU en Twitter @UN_SPExperts.

OACNUDH en Honduras

OACNUDH condena el asesinato de Marvin Damián Castro Molina, miembro de la Coordinación del Movimiento Ambientalista Social del Sur por la Vida (MASSVIDA).

Publicada en

OACNUDH condena el asesinato de Marvin Damián Castro Molina, miembro de la Coordinación del Movimiento Ambientalista Social del Sur por la Vida (MASSVIDA).

TEGUCIGALPA (14 de julio de 2020) – La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH) condena la muerte violenta del defensor de derechos humanos Marvin Damián Castro Molina, miembro de la Coordinación del Movimiento Ambientalista Social del Sur por la Vida (MASSVIDA), coordinador de la Red Juvenil Pespirense y representante de esa red ante el Movimiento Juvenil del Sur (MJS). De acuerdo a la información documentada por la Oficina, el defensor habría sido secuestrado de su casa el domingo 12 de julio. Su cuerpo fue encontrado en la madrugada del lunes con varias heridas, según información compartida por las autoridades. El defensor era beneficiario de medidas colectivas de protección otorgadas por el Mecanismo Nacional de Protección desde enero de 2019.

OACNUDH ha dado seguimiento en los últimos meses a varios casos de intimidación, agresiones y amenazas contra personas defensoras de derechos humanos de la zona sur del país, así como a la muerte violenta de una de ellas en el mes de abril. En consideración a lo anterior, esta muerte violenta eleva la preocupación sobre el grave riesgo que enfrentan las y los defensores en dicha región del país.

OACNUDH hace un llamado a las autoridades a realizar una investigación independiente, pronta e imparcial que permita el esclarecimiento de los hechos y la efectiva sanción de las personas responsables. La misma deberá incluir como una de las líneas de investigación la posibilidad de que la muerte violenta estuviera relacionada con su labor como defensor. De igual manera, la Oficina insta al Estado a continuar avanzando en la adopción de medidas para garantizar un entorno propicio para el ejercicio de la defensa de los derechos humanos, incluyendo medidas de prevención, protección y sobre todo garantías de no repetición.

OACNUDH reitera su disposición de continuar apoyando al Sistema Nacional de Protección y a la Fiscalía Especial para la Protección de Defensores de Derechos Humanos (FEPRODDHH) para fortalecer su labor y particularmente para avanzar en la adopción de un Protocolo sobre la investigación de delitos cometidos contra personas defensoras.

OACNUDH expresa su solidaridad y sus condolencias a los familiares de Marvin Damián Castro Molina y a las organizaciones a las que pertenecía, reconociendo su extraordinaria labor en defensa de los derechos humanos y la democracia en el país.

oacnudh en el mundo

La pandemia de covid-19 expone la represión hacia la libre expresión y el derecho a la información en todo el mundo, dice un experto de la ONU

Publicada en

La pandemia de covid-19 expone la represión hacia la libre expresión y el derecho a la información en todo el mundo, dice un experto de la ONU

GINEBRA (10 de julio de 2020) – Los gobiernos de todo el mundo deben tomar acciones para proteger y promover la libertad de expresión durante la pandemia de covid-19, de la que muchos Estados se han aprovechado para tomar medidas enérgicas contra el periodismo y silenciar las críticas, dijo hoy un experto de la ONU.

Al presentar su último informe sobre las pandemias y la libertad de opinión y de expresión ante el Consejo de Derechos Humanos, el Relator Especial de la ONU sobre Libertad de Expresión, David Kaye, expresó su profunda preocupación por las nuevas medidas que restringen y castigan el libre flujo de información.

«Personas han muerto porque los gobiernos han mentido, han ocultado información, han detenido a periodistas, han fallado en hablarle a las personas con honestidad sobre la naturaleza de la amenaza, y han criminalizado a individuos bajo el pretexto de ‘difundir información falsa’», expresó el Relator Especial. “Las personas ha sufrido porque algunos gobiernos prefieren protegerse de las críticas que permitir que las personas compartan información, conozcan el brote, y sepan qué hacen o no los funcionarios para protegerlos.

«En los últimos tres meses, numerosos gobiernos han utilizado la pandemia de covid-19 para reprimir la libertad de expresión en violación a sus obligaciones en virtud del marco jurídico de los derechos humanos», dijo Kaye. «Desde los primeros días de la pandemia, he manifestado preocupaciones sobre la represión a la libertad de expresión que tiene un impacto directo en la información de salud pública, incluyendo en países como Bielorrusia, Camboya, China, Irán, Egipto, India, Myanmar y Turquía».

El Relator Especial instó a los gobiernos a abordar cinco desafíos en particular:

  • Reforzar el acceso a la información y compartir tanto como sea posible sobre el curso de la enfermedad y las herramientas que las personas deberían utilizar para protegerse a sí mismas y a sus comunidades.
  • Poner fin a la práctica de los apagones de internet y otras limitaciones en el acceso a internet.
  • Abstenerse de todos los ataques a los medios de comunicación y liberar a todos los periodistas detenidos, ya sea durante o antes de la pandemia, especialmente dados los riesgos para la salud que enfrentan.
  • No tratar la llamada infodemia como un problema que la criminalización resolverá. Las sanciones limitan la disposición de las personas a compartir información valiosa y, a menudo, están sujetas a abusos. El gobierno debería trabajar con las empresas de redes sociales, donde se produce mucha desinformación, para garantizar que sean lo suficientemente transparentes para que los gobiernos tomen medidas significativas para promover y proteger la salud pública.
  • Asegurar que las medidas de vigilancia de salud pública sean consistentes con los estándares legales fundamentales de necesidad y proporcionalidad y que sean transparentes, no discriminatorias, de duración y alcance limitadas, sujetas a supervisión, y que nunca se utilicen para criminalizar a las personas.

«Estoy más preocupado por los esfuerzos para reprimir la desinformación utilizando herramientas de derecho penal, que probablemente obstaculicen el libre flujo de información, como en Brasil y Malasia», dijo el Relator Especial.

La pandemia ha subrayado cómo la libertad de expresión refuerza las iniciativas de salud pública. Los gobiernos deben garantizar que sus leyes, políticas y prácticas cumplan con sus obligaciones a fin de promover los derechos humanos y la salud pública, dijo el Relator Especial.

FIN

David Kaye es Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión.

Los Relatores Especiales son parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Procedimientos Especiales, el mayor grupo de expertos independientes en el sistema de derechos humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo del Consejo que abordan situaciones específicas de países o cuestiones temáticas en todas partes del mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y sirven a título individual.

Para obtener más información y solicitudes de medios, comuníquese con: freedex@ohchr.org

Para consultas de los medios con respecto a otros expertos independientes de la ONU, comuníquese con Renato de Souza (+41 22928 9855 / rrosariodesouza@ohchr.org) y John Newland (mediaconsultant2@ohchr.org)